Blog con recetas para hacer jabones naturales. Aprende paso a paso cómo hacer jabón artesanal.
0 Flares 0 Flares ×

Los jabones medicinales caseros son una opción estupenda para cuidar e hidratar la piel. Además ayudan a tratar diferentes afecciones como la sequedad, el acné, manchas o un exceso de grasa. Hacerlos en casa tiene múltiples ventajas: puedes conseguir jabones para cada tipo de piel, según tus necesidades, y te aseguras de usar productos naturales de primera calidad.

En este post descubrirás consejos y trucos para hacer jabones medicinales caseros con multitud de propiedades. Te mostramos cómo agregar aceites esenciales, plantas naturales o principios activos para obtener unos jabones medicinales caseros, ya sean de aceite o de glicerina.

 

Jabones caseros con propiedades

Si quieres elaborar tus propios jabones caseros con propiedades, lo primero que tienes que tener claro es qué quieres conseguir y qué beneficios buscas. A partir de ahí podrás añadir un principio activo u otro. Estos ingredientes serán los encargados de llenar de propiedades tu jabón.

En el caso de los jabones caseros de aceite, una forma estupenda de enriquecerlos es usando aceites vegetales, como el de rosa mosqueta, árnica, argán o manzanilla. Se utilizan en menor proporción que el resto de aceites y gracias a ellos tu piel podrá disfrutar de las propiedades que le aportarán.

Por ejemplo, si quieres calmar irritaciones cutáneas o hacer un jabón regenerante, una buena opción es el aceite de rosa mosqueta. Además, este aceite es un gran aliado contra el acné, por lo que podrás usarlo a diario para limpiar la piel y mejorar su aspecto.

 

Jabones naturales para la piel

Otra posibilidad a la hora de hacer jabones naturales para la piel es incorporar aceites esenciales. El de  lavanda o árbol de té están recomendados para pieles sensibles y grasas con acné; mientras que el aceite esencial de manzanilla romana contribuirá a tratar problemas de acné o dermatitis. Con el aceite esencial de geranio podrás hacer frente a casos de eccemas.

Estos aceites esenciales concentran las propiedades de las plantas de las que se obtienen, por eso no hay que sobrepasarse en la cantidad a agregar. Se aconseja no superar un 5% de la fórmula del jabón casero. ¿Cuándo hay que añadir los aceites esenciales? Cuando la temperatura ha descendido y el resto de ingredientes ya se han incorporado.

Los aceites esenciales también se pueden incorporar a los jabones de glicerina. En este caso hay que hacerlo cuando la base de jabón esté líquida y no muy caliente. Remueves y viertes en el molde. De esta forma tan sencilla llenarás de propiedades tus jabones.

 

Jabones enriquecidos

Para obtener jabones enriquecidos también se puede optar por añadir arcillas como la arcilla verde, rosa, amarilla o bentonita. Estos ingredientes naturales son muy útiles para eliminar toxinas y la suciedad de la piel. Además, aportan al jabón un acabado suave.

Otros ingredientes como el caolín, el azufre bio, los lodos termales con oligoelementos y lodos termales con azufre o yodo aportarán al jabón propiedades antisépticas, purificantes y seboreguladoras.

Si quieres jabones enriquecidos también puedes incorporar harinas como la de avena o maíz, que aportarán a una agradable textura y actuarán como un delicado exfoliante.

Otras partículas exfoliantes: semillas de amapola, de chía, de hueso de oliva o de melocotón. Con cualquiera de ellas podrás hacer jabones exfoliantes artesanales para limpiar la piel y tonificarla, ya que ayudan a que se regenere.

Estos productos naturales en polvo se deben de añadir al final de la elaboración del jabón y remover bien para que se dispersen. Puedes agregarlos tanto a los jabones de glicerina como a los de aceite para enriquecerlos. Si los agregas a los de glicerina te aconsejamos que uses el jabón base en suspensión. De esta forma las partículas se dispersarán por todo y no se posarán en la base.

 

Jabones con plantas medicinales

En esta lista de principios activos naturales, no pueden faltar las plantas. Para trabajar con ellas en el ámbito de la cosmética es necesario que estén secas. Para añadirlas a los jabones medicinales caseros se pueden trocear e incorporarlas directamente o hacer extractos con ellas. ¿Quieres saber cómo? En este otro post descubrirás los diferentes tipos que hay y cómo elaborarlos.

Si optas por los extractos vegetales, ten en cuenta que también son sensibles y el calor puede mermar sus propiedades. Por eso hay que añadirlos al final de la receta, cuando la temperatura ha descendido notablemente. En el caso de los jabones de glicerina, un exceso de extractos vegetales puede hacer que el jabón sude. De ahí que sea aconsejable ceñirse a las cantidades recomendadas, es decir, entre un 1% y un 3% del total. Por ejemplo, para 100 gr. de jabón base de glicerina, un 1 gr. del extracto elegido.

 

Jabones para cada tipo de piel

Una vez que tenemos claro qué tipos de principios activos se pueden añadir para conseguir jabones enriquecidos, veamos cuál es mejor para cada tipo de piel.

Por ejemplo si quieres tratar manchas en la piel y ayudar a regenerarla, la rosa mosqueta será un gran aliado. Para ponerle freno al acné, el té verde o el azufre bio no pueden faltar entre los ingredientes de tus jabones.

El aloe vera es un calmante ideal para hacer jabones hidratantes. Lo encontrarás en gel, en extracto o en aceite y ayudará a reducir la irritación de las pieles atópicas. Una tercera opción es cortar pequeños trozos de plantas, echarlos en el molde y verter la mezcla de jabón base. Elijas la que elijas conseguirás unos jabones de glicerina llenos de propiedad.

Si añades a tus jabones aciano y tomillo te ayudará a limpiar el cutis, mientras que el alga fucus es drenante, por lo que contribuye a acabar con la celulitis y a eliminar toxinas. Con la leche de burra o el yogur en polvo conseguirás un extra de hidratación.

Como ves las posibilidades de hacer jabones para cada tipo de piel son muy amplias. En nuestros blogs encontrarás multitud de ejemplos de jabones medicinales caseros para tratar diferentes afecciones. A continuación te dejamos algunas recetas.

0 Flares Twitter 0 Facebook 0 Google+ 0 Email -- 0 Flares ×

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Sígueme en Feedly
0 Flares Twitter 0 Facebook 0 Google+ 0 Email -- 0 Flares ×